Boletines de Electricidad - Enero 2017

El precio de contado terminó alto en diciembre y sigue aún más alto en enero siguiendo  tendencia de los repuntes imprevistos en los precios del gas y crudo.

Precio contado (OMIE) ganó adicionalmente +4,4 €/MWh (+7,77%) en diciembre, cerrando a 60,49 €/MWh. Dicha subida es 5,07 €/MWh (8,4%) mayor que la esperada hace un mes.

Así, el Precio Carga Base 2016 cerró a 39,67 €/MWh, lo cual implica una caída de 10,65 €/MWh (-21,2%) por debajo del cierre 2015 (50,32). El Calendar 2016 dejó de cotizar en OMIP a 46,7 a finales de diciembre 2015, siendo máximo 56,25, media 48,61 y mínimo 44,25. Por tanto, el 2016 se comportó en backwardation todo el año pasado, revirtiendo muy por debajo del valor mínimo de futuros, a pesar de los tremendos repuntes desde verano hasta Nochevieja.

Los futuros repuntan bruscamente a corto plazo respecto a valores de hace un mes, siendo la subida menor a medio plazo.

  • Q4 2016: subió de 54,78 a 56,49 €/MWh. Subida +1,71 €/MWh (+3,1%).
  • Q1 2017: subió de 47,60 a 58,93 €/MWh. Subida +11,33 €/MWh (+23,8%).
  • Q2 2017: subió de 39,05 a 43,90 €/MWh. Subida +4,85 €/MWh (+12,4%).
  • Q3 2017: subió de 44,14 a 49,35 €/MWh. Subida +5,21 €/MWh (+11,8%).
  • Q4 2017: subió de 43,25 a 47,35 €/MWh. Subida +4,10 €/MWh (+9,5%).

El 2017 gana +6,35 €/MWh (+14,6%) pasando de 43,5 a 49,85.

El 2018 gana +3,35 €/MWh (+8,1%) pasando de 41,5 a 44,85.

Los dos años siguientes 2019-2020 suben uniformemente +2,0 €/MWh (+4,8%) pasando de 41,75 a 43,75 el 2019 y de 41,37 a 43,37 el 2020.

El 2021 ha empezado a cotizar a mismo nivel que el 2020 desde el 2 de enero.

Concluyendo, el benchmarking a partir de las previsiones de mercado a medio plazo arroja precios inaceptables respecto a las ofertas de comercializadoras a precio fijo. Si persisten contratos a precios indexados, deben realizarse coberturas para tramos de potencia (branches) o bien para parte o todo el consumo anual estimado. La estrategia más astuta observada ha sido la de un CAP (precio techo), evitando las subidas especulativas de inicio de año.

Las liquidaciones tanto de Gestión de Demanda Interrumpible (GDI) como la Garantía de Potencia (GP o Cargo por Capacidad) son susceptibles de actualización mensual o al final del año o del contrato por el carácter provisional de la GDI y de las pérdidas óhmicas en redes de distribución y transporte. El precio de referencia de la GDI se mantiene en torno a (2,0-2,2 €/MWh) en barras de central.

Se mantienen las tarifas de ATR de electricidad para 2016, dado que se prevé una demanda en 2017 superior en 0,7% a la de 2016, así como las tarifas de garantía de potencia y los FEE’s de remuneración de operadores mercado (OMIE) y sistema eléctrico (REE). Los peajes de autoconsumo son los únicos que se ajustan a la baja, tanto el término de potencia como el de energía.

Y por si las subidas exageradas del mercado no fuesen suficientes, se teme lo peor con las propuestas de tasas regionales aplicables a la electricidad, aún por definir desde enero de 2013, inicialmente en cuatro comunidades autónomas: Cataluña, Valencia, Castilla-La Mancha y La Rioja. Estas malas intenciones (ansiedad para aumentar la recaudación de las arcas regionales sin un beneficio claro para los consumidores, en general) supondrían un fuerte varapalo a todos los consumidores, y producirán un encarecimiento desmesurado de los precios. El hecho de que la Ley del Sector Eléctrico haya dejado abierta esa posibilidad, hasta ahora no se había desarrollado nada al respecto. No está el horno para bollos. Cuidado con las previsiones de los presupuestos para 2017.

   Descargar archivo